Técnicas e instrumentos

Existen diferentes técnicas e instrumentos para recoger información acerca de lo que sucede en el aula con los alumnos y sus comportamientos, pudiendo así recopilar datos importantes sobre la situación personal y grupal de cada uno de los alumnos del aula.

LA ENTREVISTA

En primer lugar, una de las técnicas más utilizadas y que todo el mundo ha oído hablar de ella es la entrevista. La entrevista es una técnica de recogida de información muy conocida dada su utilidad y uso frecuente en la vida diaria. En los medios de comunicación o incluso a la hora de buscar trabajo, la netrevista es el recurso más utilizado puesto que proporciona información directa del propio sujeto y nos da una primera imagen del mismo.

*”¿Quieres escuchar algo que te asuste? Esta es la tercera vez esta semana que me bajo del autobús y aún recuerdo lo que he aprendido.”

La entrevista es una técnica empleada con distintos fines. Es muy conocida la denominación de entrevista formal e informal. Por ejemplo, las conversaciones que se mantienen al finalizar una clase es una práctica de entrevista informal porque  no está preparada, no tiene un fin específico, no se ajusta a ningún molde; en cambio, tiene la riqueza de la espontaneidad, de la cercanía, de la posibilidad de abordar temas o problemas de forma directa, centrándose en aquellos asuntos de interés que preocupan, al tutor y al alumno. En este sentido su eficacia es visible, porque da respuesta a una inquietud concreta.

El cuándo y el dónde aquí es accidental: el aula, el pasillo, el patio, la salida de clase, el regreso a clase, el final de la jornada, entre otros; cualquier lugar, cualquier momento puede ser idóneo.

Los temas que surgen suelen empezar por aspectos triviales: un examen, una nota, una clase, un profesor, etc., para pasar a otros de mayor profundidad personal o familiar.

Por su parte, la entrevista formal, no puede dejarse a la improvisación, debe desarrollarse con arreglo a unos criterios fijos y a unos mínimos controles de eficacia.

El tutor debe conocer a cada alumno del grupo y reconocer que la entrevista es una de las técnicas privilegiadas, aunque consume un tiempo importante. Desde un punto de vista organizativo se puede empezar por aquellos casos más problemáticos manteniendo, al mismo tiempo, charlas informales con el resto de los alumnos de forma que todos sientan que son valorados y tomados en cuenta.

De estas charlas surgirá la necesidad de nuevas entrevistas más extensas y profundas. En cualquier caso, es importante que hablar con todos los alumnos de una forma u otra y conocerlos de una manera personal.

  • Características de la entrevista

Elementos materiales:

A) Lugar. Un sitio tranquilo donde el alumno se sienta cómodo, que favorezca que no se produzcan interrupciones. Éstas suelen percibirse como signos de falta de interés por parte del tutor. El lugar debe ser un espacio que invite a que la entrevista pueda desarrollarse con un mínimo de privacidad.

B) Tiempo. Cita seria v formal, incluso cuando el caso es urgente. Fijar tiempo de duración y que el entrevistado lo conozca para que pueda adaptarse a él. Si no se agota el tema o surgen nuevos, el tiempo puede alargarse o, mejor, fijar una cita posterior.

C) Objetivo. Toda entrevista debe tener un objetivo inicial conocido por el entrevistado, puede variar a la luz de los datos que vayan surgiendo en el curso de la misma. Es importante que, el tutor se trace previamente un esquema sobre los aspectos fundamentales que van a tratar en relación con dichos objetivos. En este sentido, la preparación previa de la e entrevista es imprescindible.

Elementos personales:

A) Entrevistado. Su actitud y reacciones dependen de su situación v características personales. Pueden parecer elementos perturbadores como desinterés, falta de sinceridad, reticencias, timidez, nerviosismo, entre otros, que generen un estado de ansiedad, y que pueden incluso impedir la relación interpersonal y la comunicación.

Una de las formas para enfrentar esta situación consiste en mostrar un sincero interés por la persona entrevistada, por sus cosas, haciéndole ver que no es indiferente para el entrevistador, sino una persona única e importante. El crear un ambiente amable y cordial para la entrevista, facilita la comunicación. También ayuda a sentirse relajados el tenerla preparada previamente, para abordar los temas de un modo natural.

Si la dificultad de comunicación persistiera y fuera imposible seguir con la entrevista, ésta se cortará sin dramatismos, se recordarán los objetivos que se pretendían trabajar y se le hará ver que sigue siendo una persona valiosa para el entrevistador. Se puede terminar formulando algunas interrogantes sobre las que pueda reflexionar y mostrarse abierto para poder atenderle cuando lo solicite.

B) Entrevistador. Su situación personal condiciona el proceso, aquí es más grave porque su herramienta de trabajo es básicamente su propia personalidad.

Para que la entrevista pueda ser eficaz hay que cuidar mucho los aspectos previos (las observaciones, los datos, la preparación, entre otros aspectos). El interés personal por el tutorado, de sus vivencias y dificultades acercará afectivamente al entrevistador y entrevistado, a fin de poder abordar con naturalidad en los problemas que se van a tratar.

En la vida escolar hay muchos elementos que dan pie al tutor para iniciar una entrevista, desde las notas de una evaluación, las faltas reiteradas de asistencia, las observaciones realizadas por el profesorado, hasta cualquier incidente con otros compañeros o las mismas respuestas del cuestionario personal, pueden ser motivos valiosos para mantener un diálogo pausado que ayuden a generar confianza, a analizar los problemas y a buscar conjuntamente soluciones y  compromisos.

Todos estos instrumentos y la técnica son de apoyo, por lo que exigen un alto grado de confidencialidad v discreción, en virtud de la clase de información contenida en ellos. La falta de ética profesional lleva a que el alumno desconfíe o  no responda de una forma espontánea v sincera. En estas tareas con los alumnos es posible que el tutor se sienta desbordado y que en ocasiones no llegue a empatizar con todos ellos.

Cabe aquí la posibilidad de que los profesores del grupo, asuman un reparto de la tutoría individual. Entre las ventajas que presenta esta modalidad se encuentra la de que el tutor comparte trabajo y responsabilidad, que los alumnos estarían individualmente más atendidos, y que el profesorado se hallaría más implicado en las tareas educativas. Esto tiene también inconvenientes, como la dificultad de la coordinación grupo-alumnos, el que no existan criterios de trabajo común entre el profesorado o el que no se dé un escrupuloso respeto al estilo de cada uno. Con todo, y sin tener que llegar a un reparto “equitativo”, está claro que los alumnos eligen, en la práctica a profesores para solicitar su ayuda. Esto debe ser respetado y aprobado por el propio tutor.

  • Pautas para la entrevista

La entrevista permite crear un clima de confianza entre el alumno y el tutor, que es difícil de conseguir en el aula. Pero para alcanzar este nivel de interacción es necesario que tanto el docente como el estudiante adopten durante su transcurso una actitud abierta, relajada y colaboradora. Los especialistas recomiendan a los tutores aplicar distintas pautas durante la entrevista para propiciar este clima:

  • Realizar la entrevista en un ambiente cómodo para ambas partes, sin elementos que puedan interrumpir la conversación ni distraer al alumno.
  • No convertir la entrevista en un monólogo, facilitar la intervención del estudiante con la formulación de preguntas y la petición de su opinión respecto a los temas tratados.
  • Evitar las advertencias, amenazas o discusiones, intentar establecer un diálogo basado en la asertividad, la paciencia y la comprensión.
  • No ir a la entrevista con prejuicios previos y una actitud defensiva por la información que se haya recabado con anterioridad. Hay que situar al alumno en su contexto pero no condicionarlo por éste.
  • No abordar tan solo las cuestiones problemáticas, intentar tratar y resaltar también los puntos favorables del alumno y cómo pueden mejorar su trayectoria.
  • Utilizar conductas verbales positivas como expresiones de apoyo, de aceptación y de consejo, y evitar expresiones directivas o de reprobación.
  • Momentos de una entrevista: 

Por todo esto, se puede decir que la técnica de la entrevista contiene tres momentos:

1) Momento inicial. Su objetivo es crear un clima amistoso que disminuya la tensión natural ” que favorezca la cooperación, así como establecer el encuadre de lo que va a tratarse

2) Momento central. Se empezará recogiendo la mayor información sobre el tema, partiendo de los núcleos vivenciales del alumno: situación personal, escolar, familiar, social, entre otros, tratando de empatizar en la medida de lo posible con la problemática del entrevistado. A medida que se avanza la entrevista, el tutor irá tratando de centrar el tema, favoreciendo el análisis, recogiendo y sintetizando lo expuesto para clarificar posibles caminos de solución. Esta búsqueda ha de realizarse conjuntamente con el tutorado.

3) Momento final. Hacer un resumen de lo tratado. Aclarar, si es preciso, algún punto incompleto y de alcanzar algún tipo de compromiso concreto que le permita modificar su actuación, así como justificar la razón de una futura entrevista.

Es importante cuidar la conclusión de la entrevista, puesto que es en estos momentos cuando debe consolidarse lo logrado.

En el siguiente power point se puede ver la

importancia
de la entrevista así como las características que éstas debe reunir y el modo de abordarla dependiendo de la persona a la que vaya dirigida (padres, profesores, especialistas, alumnos):

La_entrevista_pdf

COMUNICACIÓN 
Además es mujy importante para las entrevistas la comunicación. Para ello es recomendable tener un alto nivel de empatía y ser asertivo. En el siguiente vídeo se muestra lo que es cada una de esas cosas:

LA OBSERVACIÓN

Otra de las técnicas más utilizadas, incluso de la forma más inconsciente que nos podamos imaginar es la observación. Todo lo que ocurre a nuestro alrededor no sólo lo vemos sino que incluso lo interpretamos de un modo u otro.

La observación se debe basar en la objetividad y una técnica muy efectiva, pero bastante compleja es la realización de un registro de observación cuando sabemos qué es lo que queremos observar, en qué nos vamos a fijar más detalladamente para posteriormente poder analizarlo. Por ejemplo, en clase analizamos el otro día un vídeo de unos niños en un centro comercial, intentando rellenar las casillas del registro que puedes ver en el enlace que aparece a continuación. Esta actividad me resultó bastante compleja puesto que nunca había puesto en práctica esta técnica de recogida de información de una forma tan exhaustiva como la que hicimos en clase. Me resultó muy difícil observar tantos detalles como se pedían en la hoja de observación. Quizá me hubiera facilitado el trabajo el haber elaborado yo misma la hoja de observación, puesto que al no estar familiarizada con ella me resultaba más dificil porque no sabía exactamente que es lo que había que observar. Además el video tampoco dejaba muchos aspectos claros debido a que la grabación impedía ver y oír muchos aspectos.

Aquí os dejo la hoja de observación que tuvimos que rellenar en clase para que tengáis un ejemplo de cómo puede ser. practica_observacion (registro). También dejo un power point en el que se explica qué es la observación y en qué consiste esta técnica: Power point Observacion

EL SOCIOGRAMA

La última técnica que hemos estudiado es la del sociograma. Personalmente creo que es algo “liosa” de realizar, aunque puede proporcionar una gran cantidad de información al profesorado.

Con el sociograma podemos conocer cómo son las relaciones en el aula entre los iguales.

El sociograma cumple dos funciones esenciales en el conocimiento del grupo:

1.  Descriptiva: en cuanto que describe la estructura afectiva interna del grupo, es decir, la estructura de las atracciones y  rechazos, de las actitudes positivas y negativas.  En este sentido es una primera aproximación al grupo que permite descubrir

a)  Si el grupo está ya formado como tal grupo, si tiene algún tipo de organización interna con roles diferenciales.

b)  Las posiciones sociométricas más interesantes, es decir, los individuos más significativos dentro del grupo, bien por recibir un alto número de elecciones, o bien de rechazos.

c)  Las configuraciones sociométricas más importantes; es decir, las relaciones entre dos o más personas relativamente fuertes y destacadas dentro del grupo. La información descriptiva del grupo que nos proporciona el test sociométrico es absolutamente esencial ya que esclarece y descubre una cierta línea de base que sirve como instrumento de diagnóstico

2.  Explicativa: el test sociométrico se utiliza también para relacionar ciertos aspectos de la estructura global con otros aspectos del funcionamiento del grupo, tales como:

a)  Los valores y preferencias del grupo se parte del supuesto de que las personas más elegidas son las que mejor encarnan los valores del grupo y, a la inversa, con los más rechazados.

b)  Los efectos que las circunstancias o condiciones externas tienen sobre la estructura del grupo.

c)  La relación que existe entre la estructura

de sentimientos y la estructura de interacción.

d) Relación entre solidaridad y obediencia a las normas del grupo.

Respecto a las relaciones sociales que se pueden analizar, se pueden clasificar de la siguiente forma:

1. Relaciones de atracción o de rechazo: por lo general, se averiguan por medio de la pregunta ¿a qué miembro(s) del grupo prefieres?, o, en su caso, ¿a qué otro(s) compañero(s)- compañera(s) estimas menos?

Puesto que en los tests sociométricos no se puede garantizar el anonimato, las elecciones negativas son difíciles de responder, sobre todo en pre y adolescentes, por tanto el profesor debe contar con un elevado porcentaje de preguntas sin responder.

Así pues, las preguntas de rechazo son desagradables de contestar, por lo tanto es conveniente plantearlas con prudencia, y asegurarles que los resultados sólo los va a conocer el profesor o profesora, y que no se van a comunicar a otras personas.  Sin embargo, tienen un gran valor, puesto que nos permiten distinguir entre el marginado por olvido o por exclusión debido a la limitación de posibilidades de elección, y el rechazado directamente por motivos concretos (mal compañero, antipatía, cualidades negativas).

2. Preferencia de interacción: aquí se trata de averiguar quién preferiría entrar con quién en una relación determinada y con un contenido concreto; por ejemplo ¿por quién se dejaría aconsejar?, ¿a quién invitarías a tu fiesta de cumpleaños?, ¿con quién preferirías trabajar en equipo?, etc Las preguntas específicas que le planteamos son de tipo conjuntivo, ya que se refieren siempre a relaciones deseadas y no reales.

3. Relaciones interactivas: se pregunta, con quién, de hecho, se tiene determinadas relaciones; por ejemplo, ¿a quién pides consejo?, ¿a quién le cuentas tus cosas y problemas?, etc. Las preguntas específicas son por tanto de tipo indicativo, puesto que se refieren a relaciones que de hecho ya existen entre los miembros.

En cuanto al número de elecciones o de rechazos que pueden emitir, puede dejarse libre, aunque nunca superior a cinco. Sin embargo, lo más conveniente es que el profesor-a fije el número de elecciones Lo más corriente suele ser uno, tres o cinco. El orden en que se citan suele ser considerado como jerarquías de preferencias o de rechazos. El número de elecciones o de rechazos da lugar a distintos modelos de pruebas sociométricas. Los dos modelos más frecuentes son:

  1. Tres elecciones de igual puntuación en esta prueba se pide a los sujetos que elijan a los tres compañeros o compañeras que más o menos prefieran. No existe, pues, orden de preferencia, ya que todos los elegidos o rechazados van a tener un punto por cada elección o rechazo recibido.
  2.  Tres elecciones de puntuaciones 3, 2 y 1 en este segundo modelo también se eligen tres compañeros, pero se establece un orden de preferencia, adjudicando al primero un 3, al segundo un 2, y al tercero un 1. 

Posibilidades y límites del sociograma:

Los datos que podemos sacar de un sociograma nos permiten:

  • Tener una visión global de la estructura del grupo. Su grado de cohesión puede calcularse mediante algunos índices sociométricos.
  • Señalar la posición relativa de cada uno de los miembros del grupo. Se obtiene el status sociométrico, el índice de extroversión y el de popularidad de cada sujeto del grupo Se pueden construir sociogramas parciales de cada sujeto.
  • Tener una visión de la estructura de los subgrupos existentes parejas, triángulos, bandos.
  • Hacer un estudio del líder o estrella, integrado o normal, marginado, aislado, o rechazado. Se pueden estudiar las cualidades que atraen y las que son rechazadas.
  • Descubrir la posible existencia de factores discriminatorios: religión, nivel socio-económico.
  • Observar las variaciones más significativas dentro de la dinámica del grupo. Esto se puede conseguir aplicando un sociograma al principio de curso, otro a mitad y otro al final.
  • Conocer datos sobre la estructura informal de un grupo.
  • Indicar el grado y naturaleza de la adaptación de los miembros del grupo.
  • Sacar conclusiones para mejorar las relaciones entre los miembros, y tomar medidas para el ajuste social de los no integrados.
  • Mostrar situaciones individuales no esperadas que el profesor puede mejorar.
  • Ayudar a conocer los líderes, los pequeños grupos, las actitudes de los alumnos entre sí, etc.

Respecto a las limitaciones caben destacar:

  • La interpretación de los datos exige una suficiente preparación del profesor-a observador-a, ya que comporta las mismas dificultades que analizamos en la unidad referente a la observación sistemática.
  • Los datos que nos aporta el sociograma son sólo indicios que tienen que contrastarse utilizando otras técnicas (registro de datos cruzado), tales como la observación, entrevista, etc permitiéndonos, además, analizar posibles causas como, por ejemplo, “¿por qué un alumno-a está aislado-a?”
  • La constancia de los datos ofrecidos por un sociograma es muy limitada. Los sentimientos de los alumnos y alumnas son variables. El profesorado deberá tener presente la necesidad de una actualización constante. La limitación de elecciones posibles. El alumno o alumna debe reducirse a uno o dos compañeros-as, cuando desearía elegir a muchos más.

Aplicación del sociograma

A la hora de aplicar esta técnica, el tutor o tutora debe tener presente los siguientes aspectos:

  • Al construirse el sociograma sobre un criterio de elección determinado, por ejemplo “con quién te gustaría estar sentado en clase”, “ir de excursión”, “trabajar”, “estudiar”, etc. El alumno o alumna que haya sido elegido repetidas veces en una prueba, lo es en función de la pregunta que se planteó, no significando, por tanto, que necesariamente habría de ser elegido en función de otras preguntas o criterios.
  • El sociograma debe adaptarse a los niveles de enseñanza en el que se encuentra el alumno o alumna.
  • Los datos obtenidos en el sociograma deben ser siempre secretos y confidenciales.
  • El sociograma nos describe y nos muestra situaciones, pero no predice la conclusión de las mismas.

El proceso de aplicación de esta técnica resulta muy sencillo, y se lleva a cabo en cinco etapas más o menos diferenciadas:

1ª Etapa: El profesor-a determina el tema sobre el que va a recabar información (momentos de ocio, actividades o tareas escolares vida en común, etc ), los criterios que va a utilizar en sus preguntas (elecciones, rechazos y/o indiferencias) y el número de respuestas que va a exigir por cada pregunta.

2ª Etapa: Se lleva a cabo la formulación de las preguntas al grupo. Esta debe comenzar con una charla en la que el profesor-a trata de aclarar los objetivos de dicha técnica (respondiendo a las dudas suscitadas y malentendidas que se puedan producir), e intenta motivar a los sujetos para que respondan de una forma espontánea y sincera, haciéndoles entrever la importancia de sus respuestas y asegurándoles el secreto de los resultados Esta fase debe ser muy breve.

A continuación le pide que pongan sus datos personales en la hoja que le ha entregado en blanco y posteriormente da lectura a las instrucciones (por ejemplo “Escribe por orden de preferencia los tres compañeros/as con los que te gustaría formar un grupo de trabajo”)

Los alumnos y alumnas ausentes en ese momento pueden ser elegidos. Ellos elegirán al día siguiente. Es conveniente escribir en la pizarra (o disponer de varias listas) todos los nombres del grupo, o al menos de los que faltan. A partir de este momento se debe evitar cualquier pregunta en voz alta, sobre todo las referidas a las preguntas de rechazo. Esta fase suele durar aproximadamente un cuarto de hora.

3ª Etapa: Elaboración de la matriz sociométrica.  Es un cuadro de doble entrada, que tiene tantos casilleros como miembros hay en el grupo. En el eje vertical se reflejan los electores, y en el horizontal los elegidos.

En caso de que se trabaje con elecciones y rechazos, se suelen poner las elecciones con azul y los rechazos en rojo.

Ejemplo de sociograma:

Supongamos que los resultados de los tres primeros individuos de un test sociométrico aplicado a un grupo de 15 personas son:

  • El n° 1 elige al 5, 8 y 2; rechaza al 4, 6 y 15.
  • El n° 2 elige al 5, 6 y 9; rechaza al 1, 4 y 15.
  • El n° 3 elige al 5, 4 y 10; rechaza al 15, 6 y 1.
  • El n° 4 elige al 5, 2 y 12; rechaza al 3, 8 y 10
  • El n° 5 elige al 7, 1 y 13; rechaza al 4, 9 y 15.

En primer lugar se reflejan en la matriz las elecciones y los rechazos de los 15 miembros.  Después se suman el número de elecciones y rechazos obtenidos por cada sujeto en primer, segundo y tercer lugar.

Posteriormente se multiplica por 3 los rechazos y elecciones en primer lugar, por dos las obtenidas en segundo lugar, y por uno las obtenidas en tercer lugar. Lo cual nos da los totales de aceptación y de rechazo. La puntuación final es la diferencia entre los totales e indica el status sociométrico.

4ª Etapa: Construcción del Sociograma. Consiste en representar gráficamente los resultados reflejados en la matriz sociométrica.

Nos muestra una figura que puede ser significativa.  Se construye por medio de fechas que parten del elector hacia el elegido. Se debe hacer un sociograma por cada pregunta planteada.  Nos permite observar gráficamente la estructura informal del grupo, los canales de comunicación, el número y tipo de subestructuras dentro del grupo, así como sus miembros (personas centrales o líderes, personas aisladas).

El sociograma expresa en forma visible la posición que ocupa cada miembro del grupo con respecto a los demás, las elecciones y rechazos que ha recibido y que ha realizado.

5ª Etapa: Análisis e interpretación del sociograma.La evaluación de los resultados del test sociométrico nos llevan al descubrimiento de dos niveles las posiciones sociométricas y las configuraciones sociométricas.

Posición sociométrica:

Es individual y viene expresada por el número de elecciones y rechazos obtenidos por un individuo. Se puede llegar a determinar:

a)  El líder: una persona que recibe muchas elecciones y muy pocos o ningún rechazo. Goza, pues, del mayor índice de popularidad y status sociométrico. En nuestro ejemplo sería el sujeto nº 5. En una estructura real puede no existir un solo líder que comunique su influencia a todos los miembros del grupo; es más probable que el grupo esté dividido en dos o más subgrupos enfrentados entre sí y que cada uno de ellos tenga su propio líder. Cuando se perciben subgrupos es importante ver si existen individuos que actúan como puente entre uno y otro, la relación de este sujeto “puente” con el líder, etc. Las relaciones entre los distintos líderes son fundamentales para comprender la dinámica del grupo; así, si los distintos líderes están comunicados entre sí por

relaciones bidireccionales puede hablarse de un autoritarismo de esos individuos que controlan y dominan el grupo.

b)  La eminencia gris: persona prácticamente aislada, que casi sólo posee una relación mutua con el líder. En nuestro ejemplo sería el n° 7. Su influencia grupal es muy grande, aunque externamente no se nota, ya que su popularidad es muy baja.

c)  El aislado-a: persona que no recibe elecciones y tampoco elige a nadie Para detectarlo es necesario que el sujeto tenga total libertad para elegir o dejar en blanco las preguntas. En nuestro caso, dado que hemos solicitado tres aceptaciones, no es posible el detectarlo.

d) El marginado-a: individuo que elige a otros, pero que no es elegido por nadie. En nuestro ejemplo sería el caso del número 11. Tanto los aislados como los marginados no suelen presentar problemas al profesor-a, sin embargo su problemática psicológica suele ser grave. Es necesario estudiarlos con más detenimiento, y tratar de integrarlos en el grupo, asignándole, al principio, tareas fáciles que les hagan triunfar ante los demás y que, por tanto, poco a poco sean tenidos en cuenta.

e)  El rechazado-a parcial: persona que recibe menos aceptaciones que rechazos. En nuestro ejemplo podría ser el n° 4. Su presencia suele notarse en el grupo, ya que normalmente es bastante revoltoso. Suele hacerse el gracioso.

f)  El rechazado-a total: sujeto que solamente recibe rechazos. Tal sería el caso nº 15 de nuestro ejemplo. Su presencia suele resultar pesada tanto para el grupo como para el profesor-a. Presenta un número elevado de características negativas para el grupo. Las causas suelen encontrarse en problemas familiares y sociales de su entorno. Estos sujetos presentan graves problemas de disciplina y están llamados a ser “delincuentes en potencia”. Fracasan fácilmente en los estudios. Hacen novillos con frecuencia.

g)  El normal: persona que recibe algunas aceptaciones y algunos rechazos. Suelen ser la mayoría de los miembros del grupo. Tal sería el caso de los núms.: 1, 6, 8, 9, 10,12, 13 y 14. Cabe resaltar el caso del n° 12 que, sin tener las características que hacen que una persona sea el líder del grupo, sin embargo, tiene una integración perfecta.

h)  El polémico-a: es el sujeto que recibe bastantes aceptaciones y bastantes rechazos.  En nuestro ejemplo sería el n° 2. Presenta a la vez características positivas y negativas. Suele dividir al grupo y se presenta normalmente como el “antilíder” dentro del grupo, y su influencia y prestigio social es bastante elevada.

Escalas de distancia social 

En todas las clases podemos encontrar alumnos y alumnas que mantienen buenas relaciones con casi todos sus compañeros-as; otros sólo tienen acceso a un reducido grupo de amigos; y algún alumno permanece aislado, bien porque sus compañeros-as lo rechacen o porque, simplemente, lo ignoran. Se dan también clases en las que cualquier proyecto es recibido por todos con actitudes similares, en las que la unanimidad es frecuente. En otras, por el contrario, existen grupos a menudo enfrentados, las opiniones son siempre dispares y casi nunca una propuesta recibe el apoyo o el rechazo por unanimidad.

Constatar la existencia de estas situaciones es el objetivo de los índices de integración y cohesión.  Entendemos que un sujeto está “integrado” en su grupo cuando mantiene una red de interrelaciones con otros miembros del grupo, que le hacen sentirse cómodo en él. Referimos, pues, la noción de integración a cada sujeto en particular.  Los resultados del índice podrán compararse con los del test sociométrico con los que deben tener una estrecha relación.

Entendemos que un grupo está “cohesionado” cuando el sistema de interrelaciones que funciona entre sus miembros, mantiene a éstos satisfactoriamente ligados al grupo. El concepto de cohesión no se refiere, pues, a los miembros en particular, sino al grupo en su conjunto.

Una de las limitaciones que hemos visto que tiene el sociograma, es la referente al número de elecciones posibles. Las escalas de distancia social nos permiten conocer la opinión y actitud afectiva de cada alumno o alumna hacia todos sus compañeros.  La técnica consiste en redactar proposiciones que van desde la mayor intimidad a la mayor lejanía, posteriormente cada alumno-a enjuicia la situación en que con respecto a él se encuentra cada uno de sus compañeros-as de la clase.

Ejemplo. Puntuaciones posibles:

Tengo mucho interés en figurar en el mismo equipo = 5 puntos.

Prefiero que esté en mi equipo = 4 puntos.

Me es indiferente = 3 puntos.

Prefiero que no forme parte de mi equipo = 2 puntos.

Quisiera no tener ningún tipo de contacto con él = 1 punto.

5

4

3

2

1

Hoja de respuestas del alumno

nº1, Pedro

1

Pedro

2

Juan

X

3

Rafael

X

4

Pepe

X

5

Evaristo

X

6

Antonio

X

7

Francisco

X

Tabla de las puntuaciones totales obtenidas por los miembros del grupo-clase

1-Pedro

5

4

3

2

1

Totales

1-Pedro

4×5= 20

1×3= 3

1×1= 1

24

2- Juan

1×3= 3

1×2= 2

4×1= 4

9

3- Rafael

1×5= 5

4×4= 16

1×3= 3

24

4- Pepe

1×5= 5

1×4= 4

1×3= 3

1×2= 2

2×1= 2

16

5- Evaristo

6×5= 30

30

6- Antonio

1×5= 5

1×4= 4

3×3= 9

1×2= 2

20

7- Francisco

1×3= 3

1×2= 2

4×1= 4

9

La escala, para situar a cada alumno según su índice de integración, oscilará entre 5(n-1) y (n-1), siendo n=7 (en este caso).

Evaristo estaría muy integrado mientras que Francisco no.

Por lo tanto podemos decir que el Indice de Integración es un valor numérico que sitúa a cada alumno en una escala continua que va desde la máxima integración en el grupo a la mínima.

A la vista de los resultados, el tutor podrá ayudar a los alumnos con bajo índice de integración para que consigan mejorar las relaciones con los demás miembros del grupo. A través del test sociométrico podemos saber si el problema de integración se produce por rechazo de sus compañeros o por falta de relaciones con ellos.

Con el alumno rechazado, buscaremos las causas del rechazo, que pueden encontrarse en la conducta del alumno o también en la conducta del grupo que puede haber aceptado prejuicios sociales o antecedentes negativos del compañero. La estrategia consiguiente se encaminará a modificar la conducta del alumno o la del grupo hacia él, teniendo como objetivo la eliminación del rechazo y propiciando la aceptación del compañero por el grupo. Para ello pueden utilizar técnicas de modificación de conducta.

Sobre el alumno que permanece aislado, ignorado por los compañeros, trataremos de realzar su figura alabando públicamente sus aciertos, creando situaciones en las que, por sus cualidades, tenga oportunidades de sobresalir, dándole ante los compañeros y compañeras responsabilidades que pueda sobrellevar con éxito, incluyéndole en equipos de trabajo, etc.

Se entiende por cohesión del grupo, la resultante de todas las fuerzas que actúan sobre los miembros del grupo para que pertenezcan en él.  Una mayor cohesión supone mayor uniformidad de opiniones entre los miembros, dando lugar a una mayor satisfacción y seguridad entre los integrantes por lo cual tienen tendencia a mantenerse juntos y de acuerdo.

Para el cálculo de la cohesión podemos utilizar el índice de cohesión que es la media de los índices de integración de los alumnos del grupo.  Nos da una información muy valiosa y de conjunto sobre un grupo determinado, en comparación con otros grupos o el mismo grupo después de un cierto tiempo.

El índice de cohesión también debe estudiarse en relación con los resultados del test sociométrico.  Se comprobará la existencia de una gran dispersión en las relaciones intragrupales o la existencia de subgrupos más o menos definidos, fenómeno este último perfectamente normal. Si se observan enfrentamientos entre los subgrupos pueden iniciarse estrategias para cohesionarlos entre sí. Esto puede conseguirse reforzando el liderazgo de los alumnos y alumnas que sirven de enlace entre grupos u organizando actividades que provoquen la división de los subgrupos estableciendo nuevas relaciones que pueden desembocar en la formación de nuevos grupos con una estructura más funcional y positiva.

A continuación pongo el power point de clase que hace referncia al sociograma con algún ejemplo y la práctica que realizamos en el aula:

SOCIOGRAMA ; PRACTICA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: